Cómo hablar con los niños de la crisis


la crisis y los niños Cada ser humano es único y responde ante algunas situaciones de forma diferente. Los niños que viven en un país con crisis afrontan cada situación con mucha madurez. Es importante que como adultos, les brindemos una explicación de la situación de acuerdo a su nivel. 

Hablar con los niños de la crisis y que entiendan qué ocurre, es importante para que no se frustren en búsqueda de respuestas. Cuando te digo que muchos niños les toca actuar con madurez, es porque veo la reacción de mis alumnos, ante lo que viven. La falta de comida es una de las principales crisis que nos toca enfrentar.

 Es importante ser claro, no cruel. Evita que tus hijos se enteren los índices de crímenes o se enfrenten a manifestaciones. Ser claro podría ser explicar, que hoy se compra lo necesario y útil. 

Establece junto a tus hijos los valores necesarios para enfrentar la vida, la tolerancia, el respeto y dar gracias por cada día. Esto permite estar preparados para cada etapa, para cada circunstancia que nos proporcione la vida.

 No subestimes la inteligencia de tu pequeño. Los niños son los mejores observadores, es por eso que te recomiendo, que respondas hasta donde el te pregunte. No profundices el tema, ni le coloques la emoción que sientas en el momento.

 Es importante que te muestres, como una persona que tiene sentimientos y por tenerlos no va a pasar nada. Mamá puede llorar, molestarse y lo más importante puede recuperarse también.

 Pasar por situaciones difíciles, nos hace apreciar más cada momento de la vida; por eso, si tienes una situación así, actúa siempre desde tú amor; busca actividades que motiven y donde pases tiempo de calidad con tus hijos. Recuerda, que si afrontamos la situaciones con la mejor actitud, grandes oportunidades nos brindará el universo.

http://eepurl.com/cbTAzX

Mundo Mamá Creativa

¡Hola! soy mamá y mujer, te espero para seguir en nuestro camino para aprender. Las mujeres tenemos una luz única, no permitas que se apague. ¡Eres importante!