La responsabilidad de ser padres






Después de ser madre de dos, una niña de 6 años y un varón de 14; maestra por casi 12 años de experiencia, hija de dos excelentes padres y estrictos también a quienes les agradezco lo que soy. Veo con gran preocupación la responsabilidad de la nueva generación de padres; tanto en mi país como en otros lugares del mundo. Sin ánimos de críticas, porque cada quién hace su mejor esfuerzo desde su conocimiento, hoy quiero hablarte de algunas herramientas que me han funcionado, que no hace cumplir con las responsabilidad de ser buenos padres.



Evita darles todo lo material que te pidan: Tener a nuestros hijos, en la burbuja de que todo lo que pidan será cumplido, a mi manera de ver aleja de la realidad, pues en algún momento deben enfrentarse a que con trabajo y esfuerzo se consigue lo que deseamos.

Muestra el camino, ¡no lo fabriques ni los cargues! Nuestros pequeños deben crecer y somos los responsables de darles valores, hábitos, ejemplo, amor y respeto; aspectos fundamentales, que serán su mejor camino, porque cuando tengan que caminar solos, puedan contar con el mejor legado.

Toda acción genera consecuencias: Por más que pensemos que son nuestros príncipes, princesas, reyes y reinas de casa, no les elimina de la realidad; van a tener que cumplir con leyes, normas de nuestra sociedad. Es por eso que deben conocer que si tengo un buen comportamiento, actúo desde el amor, la humildad, honestidad, mis resultados serán gratificantes; pero si es al contrario, egoísta, maltrato a mis amigos, las consecuencias no serán muy agradables y si imaginamos que tienen 20 años y quieren actuar como el reyes del camino sin respetar nada, de seguro el cuento no tiene final feliz.
 
Dales mucho amor: El amor no malcría, ni daña; El amor con respeto, perdón y tolerancia, es el mejor regalo para nuestros hijos.  Cada mañana, cuando los despidas al cole; diles lo mucho que los amas, pregunta cómo les fue en su día y agradece junto a ellos las experiencias.


 Trabaja en equipo: Junto a su padre, sus abuelos o el tío que quiere estar involucrado. La familia de tú hijo, forma parte de su sostén de vida, no permitas que pierda comunicación con su padre solo porque tú ya no lo quieres ver; tus hijos necesitan ese contacto y la guia, así que con ejemplo enseña que eres tolerante y respetas las diferentes opiniones.

No se negocia, lo que es vital: los valores, las reglas son vital para el desarrollo de los niños. También si llegan a la adolescencia, no podemos negociar actitudes, habitos, engaños; que más adelante les puede hacer daño. 


Espero sea útil este pequeño resumen, para que reflexionemos como madres y adultos significantes en el proceso de crecimiento del profesional y padre del mañana. Recuerda dejarme tú comentario, tú opinión, me hace feliz intercambiar ideas. ¡ te leo abajo y no olvides suscribirte para tener más sorpresas!



http://eepurl.com/cbTAzX


P.D: pasate 3 minutos para contestar esta encuesta, ayudame a responder tus inquietudes.

https://luisama.typeform.com/to/DWMBMr













luisa gonzalez

¡Hola! soy mamá y mujer, te espero para seguir en nuestro camino para aprender. Las mujeres tenemos una luz única, no permitas que se apague. ¡Eres importante!