La separación

¡Hola! ¿cómo están? bienvenidas nuevamente a este espacio; hoy quiero escribir sobre la separación y el divorcio...
Este tema lo escogí, por que afecta directamente a los niños y si nuestros niños no son felices, ¿cómo lograran superar tantas cosas en su edad adulta?. Cuando traemos un angelito al mundo, debemos tener en cuenta que debe defenderse en la vida y esas herramientas para hacerlo las dan mamá y papá.
Yo pase por está experiencia y se que como mujer nos sentimos heridas y llenas de molestia con nuestra pareja cuando ocurre una traición; es tan difícil entonces separar ese sentimiento con el rol de mamá y dejarle a nuestro niño compartir con su otro ser importante que es papá. Aquí les dejo algunas recomendaciones que con mi experiencia ya logre aprender:

  1. Déjalo ir con su papá; así no te de la mensualidad: en una oportunidad le dije a mi hijo; que no iría más con su papá, porque el no quería colaborar con su manutención. En ese entonces mi hijo tenia como 7 años y me dijo: mamá yo soy un intercambio? el sigue siendo mi papá. Esas fueron palabras claves, su amor por su papá no va cambiar así su papá de más, de poco o no de nada.
  2. Eviten discutir frente a los niños: es complicado frenar emociones, eso lo se yo; pero nuestros hijos jamás entenderán ningún motivo de pelea; pues como les dije arriba, el amor por papá o mamá no entiende de razones.
  3. Evita hablar mal de su papá: para los niños, papá es el héroe, este amor no va a entender las emociones de mamá; dale su tiempo con papá... al fin el no va a querer nada malo para su hijo o hija.
Estas tres son básicas amigos, deben existir otras más, depende del caso. Solo les puedo decir que los niños sufren con todo estos malos entendidos, explica según la edad lo que sucede, hazle entender a tu pequeño, que papá estará junto a el aún así no viva con ustedes. Un abrazo!


Mundo Mamá Creativa

¡Hola! soy mamá y mujer, te espero para seguir en nuestro camino para aprender. Las mujeres tenemos una luz única, no permitas que se apague. ¡Eres importante!